El Centro promueve y favorece la convivencia, el respeto, la tolerancia, el ejercicio efectivo de derechos y el cumplimiento de deberes para conseguir el adecuado clima escolar, el respeto de los alumnos al profesorado y a toda la comunidad escolar, y la aceptación por parte de los padres de su responsabilidad en la educación de los hijos.

Las normas del presente Código de Conducta son de obligado cumplimiento para todos los alumnos del centro.

Las normas recogidas en el Código de Conducta serán de carácter educativo y tendrán como objetivo contribuir a crear el adecuado clima de respeto, así como de responsabilidad y esfuerzo en el aprendizaje, necesario para el funcionamiento de nuestro centro.

Se considerarán faltas de disciplina aquellas conductas que infrinjan las normas de convivencia del Centro. Las faltas se clasifican en leves, graves y muy graves.

Los padres aceptan y respetan el Código de Conducta y las sanciones que se impondrán a aquellos alumnos que incumplan las normas.

*Última revisión Julio 2018

 

Ver también